¿Cómo enfrentarse a los entornos VUCA?

By Marcelo Muñoz

09 enero, 2020 | 23:01hrs

Cada vez somos más conscientes de que atravesamos una imparable época de cambios en todos los ámbitos de la vida humana. De esos,  el empresarial es quizá uno de los más desafiantes porque exige mucha comprensión, preparación, adaptación y capacidad para gestionar estrategias que permitan a las organizaciones hacerse un espacio en un mundo totalmente competitivo.

Cualquier cambio implica nuevos movimientos y serán esos movimientos los que determinen poder salir fortalecidos o no. De hecho, a lo largo de la historia encontramos momentos demandantes de transformaciones que colocaron a prueba el papel del liderazgo en esos procesos. Así nació lo que se conoce como entornos VUCA, un concepto que tomó relevancia después de la Guerra Fría y que, desde entonces, ha servido de referencia en el ámbito empresarial.

Tras las Guerra Fría, en otros hechos históricos también se identificaron los entornos VUCA, como ocurrió luego del atentado a las Torres Gemelas estadounidenses en el año 2001 y durante la crisis económica mundial entre 2008 – 2009. Por eso, cuando hablamos de entornos VUCA, del acrónimo en inglés volatilidad (volatility), incertidumbre (uncertainty), complejidad (complexity) y ambigüedad (ambiguity), nos referimos a circunstancias que representan grandes retos para toda una comunidad.

El propio Dennis Reimer, jefe de gabinete del ejército de los Estados Unidos en los años 90, resume 5 estrategias que se aplicaron en su momento  y que son completamente válidas en el mundo empresarial:

  • Tener una cultura clara en cuanto a la misión y valores de la empresa
  • Usar la tecnología para acelerar el proceso de adaptación
  • Hacer cambios en la estructura organizativa
  • Tener nueva organización de aprendizaje
  • Trabajar en el desarrollo de los líderes

Tal como pasó en la década de los 90, en la actualidad se requiere que los líderes empresariales entiendan sus entornos VUCA y puedan responder a ellos de manera efectiva. De esa gestión dependerá el éxito de las empresas, en el que igualmente tienen un papel protagónico cada uno de los involucrados.

Las nuevas tecnologías han generado un sinfín de transformaciones en la manera cómo se percibía el trabajo dentro y fuera de las organizaciones. Entenderlo pasa por estar preparados para escenarios de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad que son constantes en estos tiempos de transformación digital

Eso exige enfocarse en acciones y estrategias que dejen atrás los viejos esquemas para dar paso a nuevos hábitos y patrones que permitan desarrollar estrategias adaptadas a la era que vivimos.

Se trata de desafíos que no solo tocan a los líderes sino a toda la estructura organizacional, una que está llamada a remar de manera conjunta en la misma dirección. El aumento de la productividad, ofrecer excelentes productos y servicios, conseguir clientes, lograr su fidelización y entender las demandas de los usuarios son parte de esos desafíos.

Pero, sin duda, hoy el éxito de las empresas depende -en gran parte- de la gestión de aspectos clave como la adaptación a los cambios así como las capacidades de los líderes y su personal para enfrentarse a los inminentes entornos VUCA.

  • <
  • 81/189
  • >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

This website uses cookies, you can see here the   
Privacidad