“El Centro de Servicios Corporativo y la Transformación Digital sostenible”

By Cesar Bellido

28 septiembre, 2020 | 15:09hrs

Reimaginar el negocio requiere romper completamente el molde de los supuestos. Se requiere pensar de manera diferente sobre cada una de las variables de las que se compone la estrategia del negocio. Esto es, pensar de manera diferente respecto a cómo interactuar con los clientes, cómo afrontar la competencia, cómo tratar los datos, cómo manejar escenarios de constante innovación y cómo es que hoy por hoy se crea el valor. Aunque el camino se plantee como difícil, ciertamente es posible. De manera general, será imprescindible aprender a dominar los nuevos modelos disruptivos. El negocio, a través de sus unidades organizacionales, tendrá que aprovechar las redes de clientes, construir nuevas plataformas de servicios -centrarse en ellas mas no en los productos-, será necesario entender que los datos serán los nuevos activos del negocio y tendrá que innovar mediante la experimentación rápida, sin perjuicio del costo que cada pequeño error implique, para poder adaptar su propuesta de valor con cada movimiento del entorno. De no hacerlo, el mover toda la maquinaria organizacional resultará no solo más oneroso, sino que, por el contrario, inútil.

Por ejemplo, aquellos negocios que no nacieron con la Internet, aquellos heredados por generaciones brillantes, en definitiva, deben estar preparados para hacer que suceda el cambio, y a un ritmo muy rápido. La maldición de los negocios exitosos suele ser su tamaño y escala: sus recursos envidiables finalmente pueden convertirse en una trampa, ya que las decisiones futuras estarán siempre cautivas del éxito pasado.

Y, sí, si bien es cierto que hoy tenemos claro hasta la saciedad que la transformación digital no se trata fundamentalmente de tecnología, aunque se precise actualizar poca o gran parte de la arquitectura de la misma, la actualización más importante se centrará entonces en cada una de las unidades organizacionales de ese negocio, en aquello que resulta ser base de su pensamiento estratégico, el convencimiento de esta nueva manera de pensar: en las personas, y la obligatoriedad de adaptarse continuamente a los cambios: en los procesos.

En el negocio, hacer todo bien, ya de por sí será un reto. Hacerlo todo bien y rápido, un desafío. Pero, hacerlo todo bien, rápido y solos, impensable.

Y es justamente ahí, en medio de la vertiginosidad de hacer de manera diferente las cosas, en el que el centro de servicios corporativo resulta ser el lugar idóneo en el que convergen todas y cada una de estas variables. El centro de servicios corporativo no será más ese lugar a donde llaman los usuarios cuando se les malogra la computadora. Encontraremos todavía mucho más que realizar inventarios de activos tecnológicos, recuperaciones de datos en discos dañados, habilitaciones de salas de reuniones, conformidad técnica de enlaces para las videoconferencias, validación de plataformas colaborativas y de redes sociales empresariales. El negocio requerirá funciones de habilitación rápidas, dinámicas, ágiles se les dice. ¿Aprovechar las redes de clientes sin haber desplegado nuevas y más potentes plataformas para la gestión de las relaciones con clientes y censar lo óptimo de los beneficios funcionales a través de casos de uso? ¿Facilitar autorizaciones y permisos para poder configurar nuevos contenedores para el alojamiento masivo de datos? ¿Habilitar nuevas posiciones de manera casi inmediata con perfiles específicos y evitando crear brechas de seguridad para especialistas que puedan realizar esa analítica de datos? ¿Desplegar nuevos y mejores servicios que le permitan al negocio confrontar si efectivamente deben seguir el mismo rumbo, iterar o virar? Pues, habrá aporte de valor ahí. Habrá gran parte de lo que se necesite para ser consecuentes con la cocreación del mismo. El centro de servicios corporativo no representará una parte interesada más a la cual el negocio tendrá que invocar cuando ya todo esté consumado. Será una parte interesada más de toda la cadena de valor que los servicios del negocio requieren para sobresalir.

Finalmente, y como lo resumíamos con un buen amigo, hoy más que nunca, en plena transformación digital y entendiendo que es un viaje continuo, un centro de servicios corporativo es y será la clave para una transformación digital sostenible en el tiempo.

Todo depende de nosotros y de que tan bien queramos hacer las cosas…

  • <
  • 64/189
  • >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

This website uses cookies, you can see here the   
Privacidad