Cuanto más tiempo pasa, menos probabilidad de aprobar.

By Ricardo Santiago

24 febrero, 2021 | 05:02hrs

Una de las situaciones especialmente más estresantes en el proceso de formación y certificación de un profesional es el momento de tomar el examen que certifique sus conocimientos.

Si te reconoces en el párrafo anterior, eres parte del grupo compuesto por la inmensa mayoría de personas. No te preocupes, es lo más normal. Un examen nos pone a prueba y nos reta, y de alguna manera, por algún mecanismo ancestral de defensa, nos genera estrés.

Por ello, y siempre que nos es posible, intentamos posponer el momento del examen lo máximo posible. PROCRASTINAMOS todo lo posible para ver si encontramos el momento perfecto en el que todo se alinee y podamos demostrar nuestro conocimiento aprobando el examen, sin pasar un mal rato.

Pues si también te reconoces en el párrafo anterior, me temo que estás cometiendo un error.

La Curva del Olvido

La curva del olvido es la razón por la que estás cometiendo un error al procrastinar con el momento de tomar el examen con el que se culmina la adquisición de conocimientos y que permite certificar que como profesional los posees.

Hermann Ebbinghaus filósofo y psicólogo alemán es el responsable del concepto de la curva del olvido, después de realizar diferentes experimentos llegó a la conclusión de que a medida que pasa el tiempo después de un proceso de aprendizaje, retenemos un porcentaje cada vez menor de la información que hemos adquirido. Y la verdad es que la curva resultante del estudio de Ebbinghaus es bastante sorprendente y nos da pistas sobre cuando debemos programar nuestro examen después de la formación. A modo de resumen:

  • Después de 1 hora retemos un 44% de lo aprendido.
  • Un día después solo recordamos un 33%.
  • Al cabo de 1 mes solo el 21%.

Cuanto menos curioso, ¿verdad?

Datos originales de Ebbinghaus (1885)

Como puedes observar por el gráfico anterior, podemos deducir que cuanto más procrastinemos el momento del examen, la probabilidad de NO aprobarlo es mayor.

La buena noticia es que esta curva se modifica, suaviza y pierde su pendiente a medida que se realizan repasos de todo lo aprendido. Con cada repaso de lo aprendido se consigue retener más información y durante más tiempo, y además lo que podríamos llamar porcentaje de información retenida «residual» se incrementa.

Todos los autores recomiendan «repasos espaciados» como parte de la estrategia para aplanar la curva del olvido, y si intentamos sacar un factor común de todos ellos, y además tenemos en cuenta el contexto que suele tener un profesional que toma una certificación, podemos concluir que con dos repasos los días 1 y 7 después de acabar las sesiones de formación, tendríamos muchas probabilidades de aprobar el examen dado que conseguiríamos un porcentaje de retención de más del 80% en el corto plazo, y un porcentaje de retención residual de entorno al 70%, según nuestro modelo genérico, que te recuerdo está «aislado de las múltiples variables que le afectan». En la siguiente imagen te muestro estos datos gráficamente.

Los datos de la curva del olvido (azul) son los datos originales de Ebbinghaus (1885). Las curvas de repaso 1 y 2 (Naranja y Gris) son aproximaciones.

De los estudios de Ebbinghausm y de todos los posteriores realizados por diferentes científicos, se deduce que retener más allá del 80% es casi imposible por muchos repasos que se realicen, pero ese porcentaje, 80%, puede asegurarnos un buen resultado en nuestro examen.

Para ayudarte a encontrar la mejor estrategia para programar tu examen, e intentando sintetizar todos los estudios y publicaciones que puedes encontrar por la red, voy a aportar una solución generalista que nos pueda servir de modelo.

En la gráfica anterior se han incluido dos repasos de la información aprendida, uno en el día 1 (día después de finalizar la formación) y otro en el día 7 (una semana después). Con ambos repasos, si se hacen bien, deberíamos de volver a una retención del 100% de la información. Si te fijas, en ambas ocasiones la curva sigue siendo descendiente a medida que pasan los días, pero su pendiente se suaviza.

Si tomamos como porcentaje mínimo de retención adecuado para tener muchas probabilidades de aprobar el examen un 80%, desde cada uno de los repasos que realicemos, tenemos un espacio de tiempo en el que la retención está por encima o es igual al 80%. Estas dos «ventanas de oportunidad» son:

  • Después del primer repaso, del día uno al día 6, y tendríamos una retención residual de en torno al 40%
  • Después del segundo repaso, del día 7 al día 13/14, y con este segundo repaso mantendríamos una retención residual de aproximadamente el 70%.

Según este modelo, en ambas ventanas de oportunidad tendremos muchas probabilidades de aprobar el examen, y sólo nos queda decidir qué retención residual queremos mantener … bueno eso, y cuando vamos a poder sacar tiempo entre todas las actividades de nuestro día a día.

Recuerda, esta es una forma muy simplista de abordar el problema de la procrastinación de tu examen de certificación, porque intervienen múltiples y muy variados factores (conocimiento previo, practica, dificultad de la materia, condiciones personales, etc…) en el proceso de aprendizaje, que hacen que lo expuesto aquí solo sirva como aproximación generalista a la solución. Pero como estrategia con base en estudios científicos nos puede servir como punto de partida.

Suelo decir que aprobar un examen de certificación profesional, no es sólo conseguir el documento que lo acredita, es sobre todo haber adquirido conocimientos y retenerlos en el tiempo. El examen es un hito indispensable para poder demostrar a terceros el conocimiento adquirido y en caso de tener la oportunidad de poder elegir cuándo tomar el examen, debemos ser conscientes de que cuanto más tiempo pase desde que finalizó la formación, más complicado se lo estamos poniendo a nuestro cerebro, por ello debes evitar procrastinar. Espero que está estrategia que te propongo sea lo suficientemente eficiente en tu caso.

  • <
  • 34/174
  • >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

This website uses cookies, you can see here the   
Privacidad