Excelencia o mediocridad

Situación de la industria de las certificaciones profesionales

By Global Trust Association

29 enero, 2021 | 12:01hrs

La situación de la industria de las certificaciones ha cambiado en los últimos tiempos de manera considerable. Han ido apareciendo nuevos Institutos de de Exámenes, como es el caso de GTA, pero no todos persiguen el mismo objetivo.

En esta industria, como en cualquier otra, cuando se comienza a mostrar que, por una parte, proporciona beneficios claros para el consumidor y por otra, y como resultado de lo primero, proporciona beneficios económicos a los empresas que la componen, comienzan a aparecer actores cuyo fin no es el de proporcionar beneficios al consumidor, y es en este momento cuando se hace más necesaria una reflexión por parte de los consumidores (en este caso profesionales certificados y organizaciones que van a emplearlos) sobre qué aporta valor del producto o servicio prestado. Para simplificar, en la industria de las certificaciones la pregunta sería ¿Aporta algún valor un certificado sin más?

Uno de nuestros partners, PMC, organizó el pasado 12 de enero de 2021 un evento online en el que participaron:

El objetivo, conocer las opiniones de los invitados, todos ellos de compañías de primer nivel y alcance global, e intentar arrojar luz sobre estas cuatro cuestiones que se plantearon a cada uno de los participantes:

  1. ¿Qué es y para qué sirve una certificación?
  2. ¿Qué características debe tener una certificación?
  3. ¿Tienen sentido las certificaciones en el momento actual?
  4. ¿Cuál es el futuro de las certificaciones?

Si bien cada participante dio su opinión con su propia visión, hubo consenso en algunos puntos. El primero y fundamental es que una certificación profesional debe certificar el conocimiento adquirido, no ser únicamente un nombre sobre un bonito diseño de fondo, y esto inevitablemente significa que no todos los profesionales que se presentan a un examen de certificación, aprueba dicho examen.

Otro punto en común al que se llegó, lo podríamos resumir en que una certificación no es un diploma de asistencia. Una certificación requiere de todo un proceso que comienza por la adquisición del conocimiento y culmina con un proceso de examen que proporcione seguridad y control, y ofrezca equidad e igualdad de oportunidades a todos los candidatos.

Y por último, aunque se trataron muchos más puntos, mencionar el hecho de que el futuro de las certificaciones está más asegurado que nunca, precisamente por el momento histórico en el que nos encontramos, donde el «reskilling» y el «upskilling», o lo que es lo mismo la reconversión de profesionales en unos casos y la adición de nuevos conocimientos y habilidades en otros va a ser una de las pocas formas de salvar la coyuntura actual. Los profesionales no pueden volver a las universidades de manera constante y la única forma de llevar acabo el reskilling y upskilling mencionados es mediante la formación y certificación profesional.

Puedes ver el video completo de la sesión aquí:

  • <
  • 50/189
  • >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

This website uses cookies, you can see here the   
Privacidad