Conociendo un poco más de la dirección de proyectos conforme a la ISO 21500.

By Global Trust Association

01 julio, 2019 | 19:07hrs

La dirección de proyectos se convierte en una práctica más que necesaria en el sentido que permite tanto a pequeñas como grandes organizaciones lograr sus objetivos y obtener beneficios contemplados en diversos ámbitos de la gestión del negocio. En ese sentido, el Project Manager, es la figura sobre quien recae la responsabilidad de aplicar, en base su conocimiento y competencias, los métodos, procesos, herramientas, técnicas, etc. para que un proyecto logre los objetivos deseados por la compañía.
Existen en la actualidad, diversos marcos para la dirección de proyectos, prácticas tradicionales que han servido de referencia para la creación de la norma ISO 21500, como un estándar que proporciona los conceptos y procesos generales para la dirección de proyectos, y que ha de servir de guía y soporte a los profesionales de dirección de proyectos para dirigir cualquier tipo de proyecto, grande o pequeño, complejo o simple, así como gestionar a los equipos y demás recursos.
La norma está compuesta por una serie de cláusulas, que a la vez que definen la guía de cumplimiento, definen también, el marco para la dirección de un proyecto y todas las consideraciones para asegurar el éxito.  Los componentes principales de esta norma se dividen en 2 grandes bloques:

  • Conceptos de Dirección de Proyectos. Cuya idea general es normalizar el entendimiento de los principales conceptos, a la vez que, de manera implícita, define los aspectos que han de considerarse en la dirección de un proyecto.
  • Procesos de Dirección de Proyectos. Suman 39 y su aplicación será determinada por el Project Manager, quien deberá seleccionar la combinación de procesos que mejor aplique en la consecución de los objetivos del proyecto. Los procesos pueden ser observados y aplicados en el proyecto, en base a 2 perspectivas:
    • Una, vista como grupos de procesos, que contempla determinados procesos distribuidos según correspondan en el Inicio, la planificación, la implementación o ejecución, el control y seguimiento, y finalmente, el cierre; todos ellos correspondientes a una fase del proyecto o al propio proyecto.

Otra perspectiva, corresponde a la vista de los 39 procesos por grupos de materia, en las que se contemplan, la Integración, las partes interesadas, el alcance, los recursos, el tiempo, los costos, los riesgos, la calidad, las adquisiciones y las comunicaciones

  • <
  • 118/157
  • >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

This website uses cookies, you can see here the   
Privacidad